¿Tu mentalidad es amplia?

Los líderes de la educación tienen que tener conocimientos, herramientas y lo más importante una mentalidad que crezca, para sea posible desarrollar una visión de futuro. Ya sea que pensemos cómo diferenciar el desarrollo profesional o introduzcamos texto digital en las clases, los líderes necesitan oportunidades para mejorar su materia. El liderazgo en ambientes digitales es una experiencia muy distinta y requiere de una visión fresca.

líderes de la educación

Hay sitos en la red, donde podemos informarnos, foros interactivos, blogs e infinidad de formas a través de las cuales podemos acercarnos a las nuevas herramientas. Herramientas que debemos compartir con el profesorado. No podemos quedarnos atrás en un mundo que cambia día con día. No podemos permanecer aislados en tiempos de un mundo híperconectado. Debemos mantener el paso para que el aprendizaje que damos a los alumnos sea lo que ellos necesitan, lo más completo que nos sea posible y podamos acompañarlos en un mundo donde ellos van mucho más rápido que nosotros.

Puede ser un reto para un líder el seguir pensando en expandirse. Si no estamos incómodos, no estamos creciendo y como queremos que nuestros maestros continúen creciendo profesionalmente, necesitamos modelar en nosotros, el mismo tipo de comportamiento que esperamos ver dentro de los salones de clase. Mientras que guiar una reunión usando una herramienta digital nueva, pude ser angustiante, en el momento que demostramos que somos capaces de tomar riesgos profesionales, les enseñamos a los maestros y colegas que queremos que ellos se esfuercen a probar nuevos enfoques, para que de manera más eficiente, podamos cubrir las diversas necesidades de los estudiantes.

 

“Tener un gran maestro puede ser maravilloso.”

Supe que sería maestra de matemáticas cuando tenía nueve años. Teníamos la fortuna de tener un profesor de matemáticas apasionado y entusiasta, que reía constantemente y quien me inspiró y encendió en mí el amor por su forma de abordar la materia de forma divertida, lógica y metódica. Logró que las matemáticas se volvieran parte de mí.

Mi camino como educadora comenzó en aquel momento decidí que estudiaría matemáticas. Cuando comencé a enseñar, me sorprendió lo mucho que me gustaba trabajar con estudiantes y aún después de 25 años de magisterio, conservo la misma pasión. Soy un buen ejemplo de que tener un gran maestro decide tu futuro.

buenos maestros

Trato de contagiar mi pasión por las matemáticas a los estudiantes. Durante todos estos años como maestra, he desarrollado mi propio método de enseñanza, lo llamo Método de Enseñanza 270. Le doy la oportunidad a mis estudiantes de crear contenido pedagógico en determinados temas para su curriculum.

Con este método, le doy a los estudiantes cierto control sobre lo que aprenden y como aplican aquello que han aprendido, lo hago motivándolos a ser independientes y responsables con respecto al resultado de su trabajo. De igual forma, les doy ejemplos de cómo, las computadores, el Internet y los aparatos móviles pueden ser utilizados para crear contenidos y para desarrollar sus habilidades de organización y presentación.

Con el método 270 de aprendizaje, todo el trabajo debe ser presentado en clase y los expositores deben involucrar a sus compañeros en la presentación. Un aspecto importante es que el trabajo de los estudiantes se publica en línea de modo que otros estudiantes puedan aprender y usar estos proyectos como fuentes educacionales. De esta forma, los estudiantes están enseñando a otros estudiantes. Para mí es un placer compartir mi historia con otros educadores, por lo que escribo mucho en mi blog, llamado Hot Topics.

Uno de los momentos que me han hecho sentir más orgullosa de mi carrera, fue cuando trabajamos en proyectos internacionales, lo cual era y aún es, una novedad en nuestro sistema educativo. Comencé a trabajar en estos proyectos hace ocho años, con un equipo fabuloso de mujeres estudiantes. Como no había nada similar en nuestro barrio, la gente veía nuestra práctica educativa y de aprendizaje como algo un poco exótico. Luego de seis años, una de las chicas volvió a la escuela para agradecerme el haberla involucrado en estos proyectos porque eso la llevó a conseguir una beca para estudiar fuera de Croacia, eso me emocionó profundamente.

La razón por la cual la innovación y el uso de tecnología dentro de la clase me apasionan es porque, al usar el método 270, todo lo anterior forma parte del trabajo de mis estudiantes:

  • Videos que grabaron ellos mismos, que explican alguna tarea o concepto.
  • Imágenes que han creado en softwares de matemáticas, tales como GeoGebra.
  • Contenidos adicionales de otros autores.
  • Ejemplos y tareas creadas por ellos mismos, no copiadas de libros de texto.
  • Pruebas que han creado con preguntas relacionadas al tema de su trabajo.

estudiante de matematicas

Recientemente compartí mi Método de enseñanza 270, con algunos colegas y quedaron muy sorprendidos con este acercamiento a la enseñanza matemática y con la calidad del trabajo de mis alumnos. Les compartí ese éxito a los estudiantes y me preguntaron que si no sería posible que les enseñara a otros maestros a trabajar de esta forma para que tuvieran la posibilidad de seguir trabajando con este sistema en la preparatoria.

Me siento orgullosa de su trabajo y el mío.

Pero el reto más grande que tenemos en el país para mejorar la educación, es que el sistema educativo se resiste al cambio y está influenciado por las políticas tradicionales que no reconocen el papel que jugamos los maestros y desautorizan nuestra posición dentro de la sociedad.

Lo que más me emociona con respecto a innovar en educación para el futuro y mis esperanzas para los estudiantes de hoy, es comenzar a ver cómo se convierten en creadores y no sólo en consumidores.