Algunos consejos para mejorar nuestra enseñanza

Hace tiempo que he estado pensando en lo qué hace a un profesor exitoso. He leído cantidad de artículos al respecto, blogs y sobre todo, he entrevistado a aquellos profesores de universidades en México que considero exitosos. Estas son algunas de las cosas que ellos hacen distinto.

 

profesores felices

 

  1. Los maestros exitosos esperan que sus estudiantes tengan éxito

Este concepto es similar para los padres también. Los estudiantes necesitan que alguien crea en ellos. Necesitan a alguien más sabio y mayor tenga fe en sus habilidades. Que alguien tenga altas expectativas y luego cree un ambiente donde también se vale fallar. Esto motivará a tus estudiantes a seguir intentándolo hasta que logren alcanzar las expectativas.

  1. Los maestros exitosos tienen un muy buen sentido del humor

El humor y el ingenio dejan una profunda impresión. Reduce el estrés y la frustración y le da la oportunidad a la gente de mirar su situación desde otro punto de vista. Si entrevistas a mil estudiantes a sobre sus maestros preferidos, te apuesto que el 95% tenían un maravilloso sentido del Impr..

  1. Los profesores esquistosos usan los halagos de forma auténtica

Los estudiantes necesitan motivación, es cierto, pero verdadera motivación. No sirve de nada halagar su trabajo si sabes que están presentando el 50% de lo que realmente son capaces de hacer. No quieres crear un ambiente donde no haya valoración y reconocimiento; debes crear uno donde los halagos aprecien su valor, sus habilidades y les ayuden a ver, reconocer y pulir sus talentos.

 

profesores felices1

  1. Los maestros exitosos saben tomar riesgos

Hay un dicho que reza: Aquellos que van un poco más lejos son los que saben qué tan lejos se puede llegar. Tomar riesgos es una parte fundamental de la fórmula del éxito. Tus estudiantes necesitan verte intentar cosas nuevas y observarán detenidamente cómo manejas el fracaso de tus decisiones. Esto resulta tan importante como los contenidos que les estás enseñando.

  1. Los maestros exitosos son consistentes

La consistencia no debe ser confundida con la acumulación. La consistencia significa que cumplirás con lo que dices que harás, no cambias tus reglas dependiendo de tu humor, y tus estudiantes pueden depender de ti cuando te necesiten. Los profesores que están atorados en sus viejos métodos, pueden presumir de ser consistencia, cuando en realidad es necedad disfrazada de astucia.

 

Retroalimentación y evaluación no son lo mismo

En el extremo afilado de la educación, evaluación y retroalimentación, frecuentemente se fusionan, lo cual no resulta de mucha ayuda. Claramente ambos procesos se relacionan y están conectados – dar retroalimentación, sin haber hecho antes algún tipo de evaluación es quizá imposible en un sentido significativo y muchas evaluaciones resultarán en una forma de retroalimentación que se da o recibe – pero no son lo mismo.

educación retroalimentación

Vale la pena dar unas definiciones simples:

Evaluación: Es el proceso de juzgar o decidir la cantidad, valor, cualidad o importancia de algo.

Retroalimentación: Es información que se da en la cantidad, valor, calidad o importancia de aquello que está siendo juzgado o medido.

Evaluar la actuación de los estudiantes es un asunto complejo. Puede parecer obvio que podríamos simplemente preguntarle a nuestros estudiantes lo que han aprendido, pero, ¿cómo sabemos que estamos haciendo las preguntas correctas? Nuestras preguntas, frecuentemente dan pie para que los alumnos de universidades den respuestas particulares y no es probable que revelen lo que verdaderamente han aprendido. Cualquier inferencia que hagamos a cerca de qué o si los estudiantes han aprendido, tienen la probabilidad de fracasar, a menos que tengamos un trabajo del conocimiento decente sobre confiabilidad y validez.

Validez, nos hace cuestionarnos si es que estamos midiendo las cosas que afirmamos estar midiendo y si las interpretaciones que hacemos de las calificaciones de los exámenes de los estudiantes y las decisiones que hacemos subsecuentemente son razonables.

Validez representa el alcance al que una medida es permanece igual cuando diferentes estudiantes son evaluados por distintos profesores, o si los mismos estudiantes se les dieran las mismas evaluaciones en ocasiones distintas.

retroalimentación educación

Esta es una enorme simplificación del tema: hay mucho más.

La retroalimentación tiende a ser mejor entendido que la evaluación, pero todavía hay mucho que podemos aprender de las diferencias entre ambas. Asumiendo que las evaluaciones que hemos hecho son confiables y las inferencias válidas, entonces estamos en posición de dar retroalimentación. Claro está que solamente porque damos alguna retroalimentación útil, esto no quiere decir que la comunicaremos en forma tal que los estudiantes entiendan cómo usarla o decidan usarla en caso de que la hayan entendido. Sin embargo, dar retroalimentación basada en evaluaciones no confiables e inferencias inválidas puede ser desastroso. En el mejor de los caso será ignorada, pero si los estudiantes deciden tomar esa retroalimentación seriamente pude que intenten mejorar algo que no necesita ser cambiado, o más probablemente, no cambiarán algún aspecto de su trabajo que sí necesita ser mejorado.

 

¿Cómo podemos inspirar a los mejores y más brillantes para que se conviertan en educadores?

En países como Finlandia, Singapur y Corea del Sur, los profesores son reclutados de entre los graduados mejor calificados, están muy bien entrenados, son muy respetados y tienen sueldos muy altos. Pero ese no es el caso de todos los países. En E.U., por ejemplo, sólo el 23% de los profesores nuevos, salieron de la carrera entre los tres primeros de su clase y sólo el 14% están en escuelas con niveles de pobreza altos, donde la dificultad para atraer y retener profesores talentosos es particularmente complejo. Si los países verdaderamente quieren atraer al mejor talento para educar a sus estudiantes, claramente tienen que mejorar el valor de sus propuestas a los candidatos potenciales.

profesores globales

Nuestros Global Teacher Bloggers, son pioneros e innovadores en campos tales como la integración de tecnología, tutoría en matemáticas, educación de educación especial, ciencia y equidad de género. Han fundado escuelas, escrito programas, y guiado clases en trece países distintos que se extienden a lo largo de cada continente habitado de la tierra. Estos profesores empoderan y enriquecen las vidas de jóvenes casi con cualquier tipo de antecedentes.

Entonces, ¿cómo podemos inspirar a los mejores y más brillantes, para que se conviertan en educadores? La respuesta corta a nuestra respuesta llega desde Sierra Lona con Miriam Mason-Sesay, quien dice que: hay que involucrar a nuestra gente joven paradigma. Si el éxito se define en términos de ser humano; si el éxito se define en términos de la cantidad de gente a la que he impactado de forma positiva, con mi forma de ser y en el cómo me relaciono con ellos; si el éxito se define en términos de, he contribuido para crear un mundo mejor, con mi forma de tratar a los demás y de vivir mi vida, entonces, existe una emoción de ser parte de una profesión donde en verdad podemos cambiar las oportunidades de vida de cientos de jóvenes.

Maarti Rossi ofrece una mirada crucial a esta pregunta, siendo de Finlandia, el país con los mejores maestros del mundo. Ella piensa que todo se reduce a un simple concepto: respeto hacia la profesión, flexibilidad en los programas, un alto nivel de educación en los profesores y autonomía en los métodos de enseñanza. En Finlandia, no hay inspectores de escuelas ni se aplican exámenes. Se confía en la capacidad de los maestros para observar y evaluar a sus estudiantes. Yo diseño mis propios exámenes o con uno de mis colegas. No dejamos mucha tarea, dice Maarti.

“Dentro de las escuelas con más retos y obstáculos, podemos encontrar educadores, cuyo amor por lo que hacen puede ser infeccioso porque ven el valor de impactar la vida de los niños”, dice Nadia López, quien trabaja en una de las escuelas con más bajo nivel económico en Nueva York, donde lograr reclutar y mantener excelentes profesores es muy difícil.

profesores globales1

Pauline Hawkins escribió: los profesores estadounidenses son los chivos expiatorios de todo lo que va mal en la sociedad. Entonces, ¿cómo propone Pauline que construyamos un respeto para la profesión de docente? El primer paso en su proceso de pasos múltiples es: deshacernos del rídiculo sistema de evaluación, el cual se basa en un sistema de medición por medio de exámenes.

Rashmi Kathuria, de India dice: enseñar no es solamente un trabajo de 8:00 am a 3:00 pm. Es un trabajo que consume mucho tiempo, incluso después de las horas de escuela. Cuando los profesores se van a casa, generalmente no llegan a relajarse, preparan las clases, corrigen y siguen preparando futuras lecciones.

Los Top Global Teacher Bloggers, es una serie mensual, donde los educadores alrededor del mundo, comparten su experiencia. Es una plataforma que propaga las voces de la gente más indispensable de nuestras instituciones educativas, los maestros. Artículo creado en colaboración con eltimon.com.