La importancia de reconocer las emociones para lograr un mejor aprendizaje

“Si alguna vez te has sentido estresado entre el momento en que te levantas y llegas a dar clase, levanta la mano”

Hace una semana iniciamos un entrenamiento dentro de nuestra escuela y cada sesión iniciaba con esta frase. Cuando los estudiantes levantan sus manos y miran a su alrededor y descubren que tanto la directora como sus maestros y otros estudiantes también han levantado la mano, se crea un momento de pertenencia y validación. Al admitir que los profesores también pueden tener un mal día (sorpresa, no son máquinas) días emocionalmente complicados, días felices y días cansados, los estudiantes comienzan a ver a sus maestros como humanos y pueden relacionarse de mejor forma con ellos.

 

educación y emociones

Al lograr que los estudiantes compartan su propios estados emocionales, como estrés, tristeza o emoción, los profesores pueden hacer una lectura de dónde se encuentra ese estudiante y qué tan propicio o no, es ese estado para el aprendizaje. Por ejemplo, un estudiante que no ha desayunado y salió de su casa luego de haber discutido con alguno de sus padres, puede que necesite un poco de tiempo adicional para lidiar con sus emociones, puede hacerlo con una caminata, bailando o simplemente hablándolo, antes de comenzar a trabajar. Esto beneficia a toda la clase, porque es probable que ese estudiante distraiga menos a sus compañeros, que no genere antagonismos en situaciones negativas o se ponga desafiante o impertinente frente a todos sus compañeros.

Rituales diarios

Tanto los estudiantes como los profesores estarán de acuerdo en que el estrés nos alcanza a todos. Por eso es importante introducir un aprendizaje social/emocional, dentro de los salones de clase y los lugares de trabajo, en pocas palabras, esto se pude hacer con creativas prácticas cortas, de alto impacto. Prácticas que debemos hacer todos los días y no hasta que la necesidad de hacerlo se presente.

Hay muchas actividades que se pueden hacer rituales pequeños cada día, como comenzar la clase con un baile que ayude a los alumnos a despertar, a cargar energía y luego terminar con ejercicios que los calmen, que les ayuden a reconocer las emociones con las que llegaron a la clase y puedan hablar de ellas con el grupo, esto además de relajarlos, los acerca.

Existe una organización llamado Move This World (MTW) que tiene ideas grandiosas, puedes consultar su página en Internet. Ellos se dedican a crear dinámicas para que tanto los alumnos como los maestros y los padres de familia trabajen sus emociones tanto de forma individual como comunitaria.

Hace poco tuve la oportunidad de asistir durante todo un día a una sesión que dirigió Anya Warburg en Nueva York. Ella y su equipo nos guiaron a través de todo un día de prácticas que eran instantáneamente aplicables no solamente en los salones de clase, sino también en juntas o conferencias. Es difícil describir en palabras, lo significativas que fueron estas interacciones. Creamos danzas, poesía y estatuas humanas. Aplaudimos, vitoreamos y gritamos todos juntos. Los asistentes nos abrimos y hablamos acerca de nuestras vidas y compartimos historias profundas acerca de la pasión que sentimos por nuestros estudiantes y la enseñanza. Las prácticas creativas eran seguras; nunca sentimos que hubiera un riesgo de fallar. Muchos de los asistentes eran profesores locales que querían mejorar sus clases. Muchos de ellos hablaron de ser líderes del cambio dentro de sus instituciones, porque este tipo de prácticas construyen una nueva cultura de conciencia, reflexión y conexión.

 

educación y aprendizaje

Una de las últimas actividades que realizamos, fue pretender que éramos uno de nuestros estudiantes problema, treinta años en el futuro, como si verdaderamente hubieran logrando maximizar su potencial.

El poder que da visualizar lo que tomaría ayudar a ese estudiante a dar el salto, personificar la acción y hablar en su favor -no puedo ni comenzar a describir la lluvia de emociones que cada uno de los profesores sintió, cuando se dieron cuenta del papel que juegan al ayudar a ese estudiante problema a ver y reconocer su verdadero potencial-, nos hizo sentir con más poder para lograr un impacto en la vida de nuestros alumnos y en las de la gente que conocemos.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>