Desarrollando una mentalidad que toma riesgos y es más flexible.

Una mentalidad que toma riesgos y es más flexible, es infinitamente preferible, a una que se mantiene fija, porque la primera beneficiará a los más exigentes en el ámbito educacional: los aprendices de educadores, colegas, sus familias, la comunidad, el campo de educación y por supuesto, al educador mismo.

profesores con iniciativa

La mentalidad se define como un conjunto de suposiciones, métodos o nociones de una o más personas o grupos de personas, que están tan establecidos que crean un incentivo poderoso dentro de estas personas o grupos, para continuar adoptando o aceptando comportamientos anteriores, elecciones o herramientas.

Dado el clima en el sistema de educación actual, sistema que se basa sobre todo en la responsabilidad, programas fijos y enseñar lo enseñado, demasiados profesores han desarrollado una mentalidad fija. Muchos educadores se sienten forzados a entrar en un paradigma de enseñanza, donde se sienten sujetos a prácticas de enseñanza que están fuera de su control. Por lo tanto, cuando se les pide que se involucren en un proceso de crecimiento y desarrollo continuo, muchos afirman: No tengo el tiempo suficiente, necesito enseñarles para el examen, puedo perder el control de mi clase, siempre tengo logros con mi manera de hacer las cosas.

Lo que pasa demasiado seguido, es que dadas estas restricciones, los educadores desarrollan sentimientos de impotencia. Esto lleva al desarrollo de creencias, como la de que no tienen libertad para tomar riesgos, ni de intentar cosas nuevas en sus clases. Es un mito que operemos bajo un conjunto de restricciones burocráticas. En realidad los profesores tienen mucha autonomía en el trabajo que eligen hacer dentro de sus clases. En muchos casos es nuestra cultura, la que impone esas restricciones. Para los maestros que están intentando nuevas prácticas y pedagogía es riesgoso y ambas, nuestra cultura y nuestra dependencia a la jerarquía, proveen las barreras ideales para que se pueda dar un cambio. Como Pongo señaló hace muchos años: hemos topado con el enemigo y somos nosotros. En lugar de esta mentalidad fija y paralizadora, los educadores deben enfocarse en tener una mentalidad capaz de tomar riesgos y ser flexible. Me gustaría que los profesores encontraran algo que indique su disposición de continuar evolucionando y mejorando sus habilidades profesionales.

profesores con iniciativa1

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>